La palabra “Quiromasaje” proviene del griego “quiros” que significa manos.

El Quiromasaje comprende una serie de técnicas que se realiza íntegramente con las manos, sin utilizar ningún aparato. El Quiromasaje es la unión de técnica, conocimiento sobre anatomía y fisiología, unido a mucha sensibilidad. Consiste en aplicar una serie de maniobras manuales y secuenciales a nivel de la piel, fascias y músculos como estímulos para encontrar una respuesta equilibradora y terapéutica.

Quiromasaje

El Quiromasaje puede aplicarse a distintos campos: estético, deportivo, terapéutico y relajante.

Los efectos del quiromasaje sobre nuestro organismo se producen a nivel de la circulación sanguínea y linfática, el sistema nervioso, el tejido muscular, la sangre, la piel, el tejido adiposo, el estado metabólico, las vísceras huecas y el estado mental.

  • A nivel de la circulación sanguínea, el masaje activa la velocidad de la circulación venosa, según la intensidad del masaje sea mayor o menor. Tiene además un efecto beneficioso sobre la circulación arterial, ya que al trabajar sobre las masas musculares, logramos un efecto “rebote” beneficioso sobre las arterias.
  • En cuanto al sistema linfático, el quiromasaje vigoriza y acelera la circulación linfática, produciendo un efecto drenante.
  • A nivel del sistema nervioso, el quiromasaje actúa sobre los receptores nerviosos cutáneos, produciendo una contracción o relajación de los mismos dependiendo de la maniobra empleada.
  • Sobre el tejido muscular, el quiromasaje produce un efecto relajante o tonificante, limpia las toxinas de las sustancias musculares, facilitando su contracción y posterior relajación.
  • En cuanto a la sangre, se ha demostrado que el quiromasaje aumenta el número de glóbulos rojos tanto en personas anémicas como en personas sanas. Por tanto, el quiromasaje está muy indicado en los casos de anemia y hay que trabajar especialmente la zona abdominal.
  • A nivel de la piel, el quiromasaje aumenta la temperatura corporal entre 2 y 3 grados centígrados y por tanto se recomienda en casos de trastornos circulatorios y neurovegetativos.
  • En cuanto al tejido adiposo, y especialmente en la celulitis, el quiromasaje acelera el metabolismo al aumentar la circulación. Si además se acompaña de una alimentación adecuada y ejercicio, el efecto se multiplica. El quiromasaje ayuda a la reabsorción de los líquidos intersticiales, con lo que mejora la celulitis.
  • El metabolismo de una persona se acelera por la acción del masaje, aumentando la oxigenación celular y eliminando nitrógeno y cloruro de sodio.
  • En cuanto a las vísceras huecas, en especial en el aparato digestivo, el quiromasaje ayuda a que éste se vacíe, regula su función peristáltica y mejora el estreñimiento crónico.
  • En lo que se refiere al efecto mental, se dice que el masaje aumenta la producción de endorfinas. Si además el masajista es un profesional que tiene el pensamiento en lo que está haciendo, si existe silencio mientras dura el masaje, y se rodea de un ambiente tranquilo, relajado, sin interrupciones, son detalles que harán que la persona, sea cual fuere el motivo del masaje, encuentre un estado de relajación perfecta.

La profundidad con la que se realiza el quiromasaje ha de ser la indicada por cada usuario, “al límite del dolor”. Esto significa trabajar con la mayor profundidad pero sin producir dolor, teniendo en cuenta que cada persona tiene una sensibilidad diferente.

sobre nosotros3

El quiromasaje está indicado para:

  • Recuperación de lesiones dolorosas musculares
  • Mejorar el funcionamiento de las articulaciones
  • Problemas circulatorios
  • Aumentar la oxigenación del organismo proporcionándole energía
  • Finalidad deportiva, antes y después del ejercicio
  • Favorecer el sueño, eliminar estrés y tensión psico-física
  • Mejorar el estado general de salud

¿En qué casos está contraindicado el quiromasaje?

Existen ciertas situaciones en las que no está recomendado realizar quiromasaje:

  • Inflamaciones agudas
  • Infecciones
  • Enfermedades de la piel
  • Hemorragias
  • Heridas
  • Úlceras
  • Quemaduras
  • Fracturas y fisuras
[activecampaign form=5]