La YNSA (Yamamoto New Scalp Acupuncture) o Craneopuntura de Yamamoto es una técnica de acupuntura creada por el doctor Toshikatsu Yamamoto en los años 1970.

Toshikatsu Yamamoto es un médico japonés que descubrió un nuevo microsistema a nivel del cráneo. Se llama microsistema a una parte del cuerpo en el que está representada la totalidad del mismo. Un ejemplo más conocido por la población es la Auriculoterapia, o aplicación de agujas en las orejas para el cuidado de ciertas alteraciones físicas o emocionales. Otro ejemplo es el de la reflexología podal,donde el cuerpo queda reflejado en la planta de los pies.

YNSA Craneopuntura

El doctor Yamamoto se licenció en Medicina en Tokyo. Posteriormente se especializó en Anestesia y Reanimación en EEUU, y en Ginecología y Obstetricia en Alemania.

De vuelta a su ciudad natal en Japón, trata fundamentalmente dolores de tipo reumático ya que sus pacientes son los habitantes del pueblo que trabajan en los arrozales. La mayor parte de sus pacientes son tratados con infiltraciones ya que no practica la acupuntura.

Al oír hablar de la craneopuntura china, decide investigar. Tratando a uno de sus pacientes con hemiplegia, descubre “casualmente” la existencia de un punto que devuelve la sensibilidad en el  brazo al paciente. Y para su sorpresa, no es el punto que palpaba, sino otro donde reposaba otro de sus dedos. Este fue el primero de los puntos descritos en la YNSA.

A través de un diagnóstico cervical, o en su caso abdominal, se procede a la palpación de los puntos craneales para establecer la combinación de puntos más adecuada. Ésta se realiza con el menor número posible de agujas; ¡a veces incluso una sola es suficiente!

El campo de aplicación de esta técnica es muy amplio, incluyendo numerosas formas de dolores, tanto agudos como crónicos, de articulaciones, musculares, tendinosos o ligamentosos. También se observan muy buenos resultados en los problemas neurológicos, como neuralgias, parálisis o secuelas de accidentes vasculares. Las alteraciones emocionales, las enfermedades degenerativas también pueden verse mejoradas gracias a este método.

Una de las ventajas de esta técnica es que se realiza con la persona sentada, sin necesidad de desvestirse. Algo que resulta muy útil cuando se trata a personas de avanzada edad o de movilidad limitada por las razones que sean.

Las sesiones son semanales, con una duración de unos 45-50 minutos. En cada una de ellas se realiza diagnóstico, cervical o abdominal, y tratamiento adecuado a los resultados obtenidos.

Al igual que el resto de las técnicas que se realizan en nuestras consultas, la YNSA es un método complementario que no sustituye en ningún caso al diagnóstico y tratamiento médicos.

El Instituto Yào es el centro oficial de la formación en Valencia de YNSA impartida por Juan Hahn.

[activecampaign form=5]